A veces cuando las empresas hablan de responsabilidad social se queda en palabras vacías que llenan páginas de una memoria a final del año. En esta ocasión he tenido la oportunidad de conocer de primera mano algunos de los proyectos de recuperación medioambiental de Endesa con los que la empresa está firmemente comprometida, participando una vez más en #EndesaChallenges

Proyectos de recuperación medioambiental de Endesa

Cuando pensamos en grandes empresas y sobre todo empresas del sector industrial no podemos evitar pensar en el impacto medioambiental negativo que suelen estar asociados a este tipo de actividad.
La generación eléctrica durante su ciclo de vida, construcción, operación, transporte y distribución, puede tener impactos ambientales sobre la flora y la fauna donde se emplazan, en los caudales de los acuíferos, pueden generarse alteraciones significativas de los sistemas de vida y costumbres de los habitantes de la zona, a veces los proyectos generan una alteración del valor paisajístico, monumentos o sitios con valor arqueológico o antropológico pertenecientes al patrimonio cultural o turístico de la zona.

“La política medioambiental de Endesa busca minimizar el impacto de la actividad industrial en el medio natural y utilizar recursos eficientes.”

Entre sus políticas, Endesa promueve la electrificación del transporte como uno de los motores de cambio hacia un modelo energético libre de emisiones, por ejemplo con su propuesta de movilidad eléctrica para todos sus empleados o el proyecto ecaR una iniciativa de movilidad sostenible pionera en España: el primer club de auto-recarga que, gracias a una red de puntos de carga rápida, permite recorrer toda la isla de Mallorca en coche eléctrico.

La conservación de la biodiversidad es uno de los pilares de la política ambiental de la compañía. Un claro ejemplo son las actuaciones desarrolladas en los últimos años en materia de restauración ambiental.

25 son los proyectos en los que participa Endesa, en esta ocasión he podido conocer algunos de ellos.

Tuberías de hormigón convertidas en arrecifes de coral

Gracias a una iniciativa de Endesa, los ayuntamientos de Sant Adrià de Besòs y Badalona y el Consorcio del Besòs, los restos del viejo pantalán de la central térmica de Sant Adrià de Besòs se han convertido en unos arrecifes artificiales que están favoreciendo el desarrollo de la fauna marina.

Los técnicos observaron que en las estructuras de hormigón de más antigüedad que se encontraban sumergidas se estaba produciendo una considerable recuperación del fondo marino y que, además, estaban pobladas por una gran diversidad de especies. Surgió entonces la idea de crear un biotopo-parque de arrecifes artificiales que permitiera conservar la zona y favorecer el desarrollo del ecosistema marino.

Hoy en día donde se encontraban restos de tubos y hormigón de la antígua central con una actividadad divertida como el submarinismo puedes disfrutar de la visión de numerosas son especies que han colonizado la zona, entre ellas están las algas pardas y calizas y más de 500 especies animales.

Con esta iniciativa se consigue potenciar la biodiversidad marina y promover la recuperación integral de este espacio, degradado anteriormente por los trabajos industriales que se llevaron a cabo en la zona, así como promover la educación y concienciación ambiental.

Torres de alta tensión el hogar de las carracas europeas

La carraca europea es una preciosa ave de origen tropical y subtropical que destaca por su colorido y belleza.
Cuando llega el verano, llena los países mediterráneos y parte de Europa Oriental de una hermosa gama de azules: la de su plumaje.

Pero la población de Carraca se encuentra globalmente en regresión, principalmente por la reducción de cavidades naturales donde establecer el nido y la intensificación de la agricultura. Este proyecto se centra en el Parque Natural dels Aiguamolls de l‘Empordà, una de las áreas de nidificación de Carraca europea más importante de nuestro país. Allí, la Associació d’Amics del Parc Natural dels Aiguamolls de l’Empordà realiza el trabajo de campo y de gestión de las cajas nido para la conservación de aves apoyados por Endesa.

El proyecto Coracias nacido en 2017 consta de la instalación de cajas nido artificiales, principalmente en torres eléctricas controlados por una cámara endoscópica, los pollos de carraca también son controlados a través de su anillamiento y medición de datos físicos y se colocan aparatos de seguimiento GPS para poder conocer sus movimientos y estudiar su selección de hábitat.

Una de las formas más divertidas de conocer este proyecto y poder avistar estas preciosas aves de plumas azules y verdes es hacer alguna de las rutas por el parque en bicicleta eléctrica. Un paseo divertido y sostenible.

Museo de la electricidad de Figueres

Otras de las visitas interesantes que puedes hacer es al Museo de la electricidad de Figueres perteneciente a la Fundación Endesa.
El Museo de la electricidad de Figueres abrió hace 25 años en el que fue el almacén de la sede de Hidroelèctrica de l’Empordà –conocida popularmente como la ‘Hidro’.

Es una vista muy interesante donde puedes conocer el proceso de electrificación de la comarca, descubrir un poco de la historia de la electricidad y cómo cambió nuestras vidas.

Curiosidades como conocer cómo se iluminaba  las calles a principio del siglo pasado, cómo se calentaba el agua de las bañeras, o porqué se usaba la porcelana para fabricar los componentes eléctricos

 

Estos son algunos ejemplos de los proyectos de la política medioambiental de Endesa.
¿Es poco el impacto positivo comparado con el impacto negativo? ¿Podría hacerse más?
La verdad que no tengo suficientes conocimiento ni datos para valorarlo, de lo que sí estoy segura es de que las cosas están cambiando en el mundo de la empresa, y cambian a mejor.

Mis agradecimientos a Endesa por confiar de nuevo en Mi ruta para dar a conocer sus Planes de conservación de la biodiversidad, mis opiniones son independientes y están basadas en mi percepción real de los proyectos y las empresas implicadas.